Las cerraduras son los elementos que nos permiten asegurar las puertas para que solo puedan ser abiertas por los dueños de la casa. Hay cerraduras de varios tipos. Dependiendo de cada caso, en Cerrajeros Carrillo recomendamos unas u otras.

Pero existe un tipo de cerraduras del que generalmente nos olvidamos: las cerraduras de los buzones.

cerradura-buzon

Estas cerraduras estám muy expuestas y generalmente están cerca de la calle. ¿Te preguntas por que un ladrón querría abrir la cerradura de tu buzón?

La respuesta es muy sencilla: para obtener información que podría usar para robar la casa en un futuro. Por desgracia este tipo de incidentes ocurren más de lo que la gente se imagina. Lo más normal es no prestar mucha atención a estas cerraduras, pero lo cierto es que no debes dejarlas pasar por alto.

Las técnicas de rastreo han evolucionado mucho en el S XXI. Lás ultimas tecnologías, al alcance de todos, han hecho mella en la privacidad de la gente. Como se suele decir, la información es poder, y cualquier delincuente tratará de reunir datos de la víctima antes de robar en su casa.

Por que cambiar la cerradura del buzón

Las cerraduras del buzón, como norma general, son cerraduras de muy baja calidad. Debemos tener en cuenta que, en ocasiones, puede haber información de mucho valor en los buzones. Por este motivo debemos cuidar su seguridad.

Por si esto fuera poco, las cerraduras originales de los buzones, son muy similares a los de los vecinos. Incluso las llaves son parecidas, y no sería de extrañar que el vecino pudiera abrir más de un buzón.

Otro motivo para cambiar la cerradura del buzón es la pérdida de las llaves. En este caso, siempre debemos cambiarla, ya que cualquier persona podría segirnos hasta el portal.

Cómo cambiar la cerradura de un buzón

Para cambiar la cerradura del buzón puedes elegir varias opciones:

  1. El método fuerza bruta: Los buzones están fabricados con una chapa bastante endeble. No sería de extrañar que pudieras doblarlo con la mano y forzarlo sin mucho esfuerzo. En este caso podrás abrir la puerta para acceder a la cerradura. Podrás desmontarla muy fácilmente quitando la tuerca con una llave inglesa.
  2. El método profesional: Puedes usar un taladro con una broca para metal, y taladrar el centro de la cerradura. De este modo podrás abrir la cerradura sin causar los daños del punto 1. Una vez abierta la puerta, podrás desenroscar la tuerca del mismo modo que en el punto 1, con una simple llave inglesa.

Una vez eliminada la cerradura antigua, debes proceder a colocar la nueva. El proceso es muy sencillo, ya que bastará con enroscar una tuerca y poner la paleta en la posición correcta para que pueda dejar la puerta asegurada.

Un dato importante: podrás encontrar diferentes tipos de cerraduras para buzones. Es importante colocar una con similares medidas que la antigua, de lo contrario, es posible que la puerta no quede correctamente asegurada.

El proceso de cambio de cerradura habrá concluido en este punto. Se trata de un proceso facilísimo que no lleva más de 1o minutos. Si no sabes que cerradura colocar, lo mejor es ponerte en contacto con cerrajeros Carrillo. Obtendrás un completo y personalizado asesoramiento.